Galatasaray, el europeo

Fundado en 1905, en lo que todavía era el Imperio Otomano, la historia quiso que el Galatasaray acabaría siendo el club europeo de Estambul. Y es que el Galata fue fundado por un grupo de estudiantes universitarios, con Ali Sami Yen a la cabeza, que radicaron a su nuevo club en la escuela donde estudiaban la Galetasaray Lisesi, en lo que hoy en día es la parte europea de Estambul.

Su origen le sitúa como un club vinculado a las clases altas de la sociedad, aquellas que a primeros del siglo XX podían permitirse pagar los estudios a sus hijos y disfrutar del tiempo de ocio. Algo, el tiempo de ocio, que todavía no se había implementado en todas las escalas de las sociedades occidentales. Como sucedía con muchos de los equipos fundados en aquella epoca, el Galatasaray también tiene sección de baloncesto e incluso de voleybol o waterpolo entre otras.

Desde su creación hasta que en 1912 fue registrado oficialmente, el cuadro otomano no dejó de competir en ligas y torneos locales obteniendo cierto éxito. Tras vivir unos años díficiles tras la desmembración del Imperio Otomano y la II Guerra Mundial, el Galatasaray fue haciéndose, poco a poco, un hueco en el fútbol turco. Con la profesionalización del fútbol, el club de Estambul fue escalando posiciones hasta que en los noventa logró hacerse con un nombre en el mundo del fútbol. Dentro y fuera de Turquía. En las competiciones domésticas era el claro dominador y fuera de sus fronteras la ferocidad de sus gradas y el ambiente que se vivía en el Ali Sami Yen le concedieron un lugar de privilegio en la mitomanía del fútbol de los noventa.

Tal fue la progresión del Galatasaray a final del siglo pasado que alcanzó su máxima cota en el año 2000 cuando se hicieron con la UEFA y la Supercopa de Europa, siendo el único equipo turco en haberse alzado con un título europeo. Tras aquellos logros, el Galata fue perdiendo paulatinamente su presencia en competiciones europeas. No así en su Liga, donde tras alzarse con el título la temporada pasada se ha convertido en el club con más Superligas, veinte, una más que su eterno rival, el Fenerbahçe, y siete más que su otro gran rival, el Besiktas.

El cambio de estadio y el fichaje de estrellas europeas le ha permitido seguir en un segundo o tercer escalón a nivel del fútbol europeo, pero muy lejos de aquel equipo que llegó a ser temible hace algo más de una década.

- Publicidad -

Fotografía: Galatasaray SK

COMENTARIOS