22.8 C
Madrid
martes, 19 octubre 2021

Sin gol, se sufre

CONTRACRÓNICA. Al Atleti le falta gol. No hay más. El equipo es intenso, seguro, sabe a lo que juega, crea ocasiones. Pero las falla. Y eso se paga. Sufrieron para doblegar a un buen Rayo que plantó cara hasta el gol de Correa y la sentencia de Griezmann. El Atleti acaba el año colíder gracias a tres puntos tremendamente sufridos.

La primera media hora del Atleti fue impecable. Presión alta, robos en posiciones ofensivas, anticipaciones en casi todos los balones. El equipo generaba ocasiones de gol con facilidad, pero no marcaba. Dominaba el tempo del encuentro, pero sin gol. Y sin gol, no hay tu tía. El Cholo confió en Torres por delante de Vietto o Jackson y le salió rana. El Niño tuvo un par de ocasiones, pero la suerte no está con él. Ni con el Atleti en general.

Carrasco tuvo dos, Griezmann otra, Giménez otra, pero nadie marcó. Sin gol, el Atlético dudó y dejó al Rayo, valiente hasta entonces, pero sin el control, que se viniera arriba. La falta de gol no sólo penaliza en el marcador sino en la confianza de los colchoneros. Que le pregunten a Torres. El Cholo lo intentó con los cambios, pero la cosa no mejoró. Aunque dio resultado.

Aunque el partido mantuvo el mismo guión, la salida de Thomas, Correa y Jackson fue decisiva

Correa, que sustituyo a Óliver, abrió la lata y Griezmann, ya como punta, sentenció. Caso de estudio es el de Óliver. Cuando la toca genera, pero eso pasa tan pocas veces que su discreto rendimiento le aleja de la titularidad. El Cholo lo sabe, él lo sabe y la afición lo nota. La confianza en su explosión se va difuminando a medida que suma minutos sobre el césped sin demostrar lo que de él se esperaba.

Quienes no engañan son los rayistas. Tenían siete bajas y en el calentamiento se encontraron con otra. Ni temblaron. Comenzaron mordiendo, con presión alta y las ideas muy claras. A imagen y semejanza de su autor, Paco Jémez. Si no dominaron es porque en frente estaba otro equipo de autor, el Atleti. Y eso son palabras mayores. Aún así, al final de la primera mitad y durante toda las segunda parte el Rayo plantó cara y sembró las dudas en un Atlético sin gol. Y sin gol, se sufre. Muchísimo. Esta vez Correa y Griezmann con sus tantos aflojaron el cuello de una camisa que de tanta sequía goleadora cada día aprieta más. De momento no ahoga, pero el Atleti tiene un problema.

- Publicidad -

Fotografía: Esto es Atleti / Tania Delgado

COMENTARIOS

Artículo anteriorUn derbi navideño
Artículo siguienteLa importancia del banquillo
Iván Fuentehttps://www.estoesatleti.es/author/ivanfuente/
Aprendiz de periodista. Burgalés, de un pueblecito llamado Tapia. Me gusta el fútbol y los intangibles que lo rodean. Pasé por El Correo de Burgos, Radio Euskadi, Alirón! y fútbolbritánico.com.

Related Articles

Stay Connected

4,916FansMe gusta
28,284SeguidoresSeguir
1,120suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles

Nunca dejes de creer

Después de las últimas jornadas del campeonato nacional de liga, el Atlético de Madrid sigue conservando ventaja con sus rivales por el título. El...

COMENTARIOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com