Derroche de sudor, coraje y orgullo

Cerro del Espino – Majadahonda- 28/02/2016 – 12:00 – Tercera División Jornada 26

Atlético de Madrid B

Samu Villa (27′) y Néstor Gordillo (97′)
2
1

1Unión Adarve

Cadete (48′)
Árbitro: David García Gutiérrez (Comité Madrileño).

CRÓNICA.  Un gol de Néstor Gordillo en el minuto 97 de partido significó la victoria por la mínima del Atlético de Madrid B contra el Unión Adarve (2-1), en un encuentro en el que los visitantes, por juego y ocasiones, merecieron un mayor premio del que se llevaron de El Cerro del Espino pero en el que los locales fueron recompensados por su tesón, empeño y voluntad con el regreso a la senda de la victoria. El triunfo hace que el filial colchonero rompa una sequía de cinco partidos sin ganar y meta distancia con sus máximos perseguidores en la conquista del playoff tras el empate del Pozuelo de Alarcón, quinto, la derrota del San Fernando, sexto, la derrota del Adarve, séptimo, el pinchazo del Atlético de Pinto, octavo, y el derrumbe del Alcalá, noveno, en Alcorcón.

Fue sudada la victoria, puesto que el Unión Adarve — que llegaba a Majadahonda con una victoria en sus últimos ocho partidos — fue mucho mejor que su rival. Mandó en los primeros compases de partido planteando un partido áspero, de aquellos donde hay que meter la pierna para salir airoso de cada jugada. El filial colchonero se vino abajo ante la intensidad aplicada por los hombres de Víctor Cea, sancionado y presenciando el partido desde la grada junto a un grupo de ocho futbolistas del Adarve no convocados. Endureció el juego en los balones divididos y ganó todos los duelos individuales al tener una mejor actitud de cara al choque. El Adarve, únicamente con una buena predisposición, se bastó para llevar el encuentro al terreno dónde más cómo se siente.

El planteamiento del conjunto de El Barrio del Pilar fue superior a la propuesta de Víctor Afonso. Los visitantes incomodaron su salida de balón, adelantando líneas y sometiendo al conjunto local con una presión alta que obligaba a recurrir al pelotazo. No se arrugó Tiri en una de estas y aprovechó la concesión para desplazar un balón perfecto a los pies de Arona Sané. El extremo, pegado a la línea de cal, aceptó la invitación del gaditano, recortó a su lateral pasado de revoluciones para ceder a Samu Villa. El leganense, de celebración tras ser convocado con el primer equipo la semana pasada, ajustó desde la frontal el balón al primer palo para hacer inútil la estirada de David.

20160228-Samu-Villa-Adarve

La diana de Samu Villa no hizo otra cosa que vigorizar las malas artes del Unión Adarve. Consciente de su superioridad, los del Barrio del Pilar no encajaron bien ir por detrás en el marcador. Recurrieron al juego duro, a entradas a destiempo con las que intimidar a los canteranos colchoneros. Y surtió efecto. El Atlético B, mezcla de ir por delante y mezcla de las intenciones de su rival, metió el culo atrás y defendió los ataques del Adarve con once hombres en campo propio. Los minutos finales del primer periodo fueron un asedio del equipo visitante, que se estrelló contra el muro que levantaron Tiri y Monsalve, dos titanes que repelieron todos los balones, en el eje defensivo.

EL ADARVE RECURRIÓ AL OTRO FÚTBOL

- Publicidad -

Espoleados por la injusticia, los del Barrio del Pilar transformaron esa rabia en actitud para encaminar el encuentro a su favor. El Atlético B fue incapaz de detener la fuerza con la que salió su rival tras la reanudación. Mordió, insistió y llegó. La obstinación tuvo premio: un córner botado por Gianni fue prolongado en el primer palo y Cadete, libre de marca en el segundo, empujó al fondo de las mallas nada más iniciar el segundo periodo. Tres minutos y el Atlético B tenía que volver a remar.

Si el gol de Samu Villa fue un acicate para el Adarve, la diana de Cadete no fue nada más que un castigo para el Atlético B. Se echó atrás, no conectó y se pasaba más tiempo corriendo detrás del balón que con el balón en los pies. Andrés García, el más creativo en la medular, fue el principal sacrificado de una propuesta que feneció contra Héctor, el más destacado del Adarve en el segundo tiempo al descongestionar su juego, destacar jugando de espaldas y dar salida a su equipo. Fue tan bueno el partido del ‘7’ que hasta el colegiado del partido sucumbió a sus dotes: fue el único que vio penalti en un robo limpio de Théo Hernández dentro del área.

La situación, en sí, fue cómica desde la grada y desde la cabina de retransmisión pero supuso un cisma dentro del rectángulo de juego. A García Gutiérrez se le fue de las manos el partido con esta acción y fue el origen de una tensa situación que acabó de la peor manera. En esa acción mandó a Héctor levantándose para, instantes después, acabar señalando una pena máxima a favor de los visitantes. La designación originó un carrusel de tarjetas, un sinfín de escupitajos y encontronazos entre jugadores que se retaron a la salida. La tensión se apoderó de Héctor, que estrelló su lanzamiento contra la madera.

20160228-Bernabe-Penalti-Adarve

A raíz del fallo, un partido nuevo. Diferente. Incomparable. Feo, muy feo. La tangana previa al penalti originó un encuentro loco, repleto de faltas a destiempo, de gestos desleales, impropios del deporte. Las espadas, en todo lo alto. Fue en estos momentos donde el Atlético B sacó fuerzas de flaqueza. Tiró de coraje y de orgullo. Mientras el Adarve perdía tiempo, empleaba las artimañas que denominados «el otro fútbol» pidiendo cambiar de balón y de varias los cambios ya planteados al delegado de campo, fue el filial el que se volcó en busca de la victoria. Labra, que regresó al campo meses después, lo tuvo en sus botas hasta en dos ocasiones pero su falta de ritmo y de competición le lastró dos ocasiones muy claras.

A pesar de los dos errores, el Atlético B no se rindió. El colegiado, producto de los seis cambios, de la pérdida de tiempo y de la bronca previa al penalti fallado por Héctor, descontó seis minutos. Se le iba el tiempo al filial y más cuando Goya, delante de Bernabé, dificultó su saque. El andaluz sacó en corto a Théo Hernández, que se recorrió todo el terreno de juego de área propia a área rival sorteando entradas de sus rivales. Nadie pudo parar al expreso francés, que se plantó en campo contrario, cedió para Néstor Gordillo y éste batió por bajo a David para firmar la victoria en la prolongación.

La diana del canario, que tuvo una mañana horrible, desató la locura en el filial rojiblanco, que corrieron a celebrar todos juntos la victoria. El Adarve no encajó bien el golpe del gol ni la celebración ni los tres puntos perdidos en Majadahonda, hasta el punto que provocaron una tangana antes de entrar en los vestuarios. Una vez disuelta y ya pasados por la ducha, sucedió lo que nunca debe suceder en un partido de fútbol.

20160228-Agresión-Carlos-Morales3

20160228-Agresión-Carlos-Morales1

 

 

 

 

 

FICHA TÉCNICA:

ATLÉTICO B: Bernabé; Borja González, Nacho Monsalve, Tiri, Théo Hernández; Pierre, Andrés García (Benja, min 67); Arona Sané (Amath, min 67), Néstor Gordillo, Samu Villa; Roberto (Labra, min 79).

UNIÓN ADARVE: David; Cuevas (Fran, min 79), Lluch, Cadete, Palin (De Paz, min 74), Richi, Héctor, Souza (Yoel, min 84), Cristian, Gianni y Goya.

ÁRBITRO: García Gutiérrez. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Samu Villa (69′), Tiri (69′) y Néstor Gordillo (89′) y a los visitantes Lluch (23’), Gianni (28), Richi (34’) y a Fran (89′). Expulsó al preparador físico local, Rayco Mederos (69′), y amonestó al segundo técnico, José Luis Padrón (56′). Expulsó, también, al delegado del equipo visitante, José Luis Muñoz López (76′), y al segundo entreandor, Miguel Ángel Sánchez Mateos (87′).

ESTADIO: El Cerro del Espino. Centenar de espectadores.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 26ª jornada del Grupo VII de la Tercera División. Héctor, del Adarve, estrelló un penalti contra el palo. Al término del partido un jugador del Adarve agredió a Carlos Morales, portero suplente del filial colchonero. El Atlético denunció la agresión al colegiado y presentó la denuncia, acompañado del parte de lesiones, en la comisaria más próxima.

Fotografías: Álvaro Moreno / Esto es Atleti.

COMENTARIOS