Revolución Correa

Desde que llegara a Madrid en las Navidades de 2011, como remiendo a la destrucción que generó Goyo Manzano, hasta la construcción de un equipo repleto de ambición, la obsesión de Diego Pablo Simeone fue hacer entender a sus jugadores, especialmente a los menos habituales en el once inicial, que hay que dejarse el alma en cada minuto que se juega con la camiseta del Atlético de Madrid. “Los minutos son calidad y no cantidad. 20 ó 15 minutos a veces es mejor que 60 que no hayan sido buenos”, repica el argentino sobre la necesidad que hay en exprimir cada segundo en el que se compite.

20160114_Crónica_Copa_CorreaSe ha grabado a fuego Ángel Correa la constante petición de su entrenador. Una operación de corazón, que le obligó a tirarse un año en blanco después de maravillar en Argentina, facilitó que el talentoso mediapunta entendiera, mediante muchos entrenamientos, que quiere ‘el Cholo’ cada vez que le da la oportunidad de enfundarse la camiseta rojiblanca. Está respondiendo a la perfección en su primer año competitivo en Europa, a pesar de no ser un fijo en los esquemas del técnico bonaerense y no tener la regularidad necesaria como para demostrar el fútbol que tiene en sus botas.

Correa resoplaba con satisfacción al término del partido contra el Granada Club de Fútbol, consciente que volvió a cumplir con lo que se le exige. Entró para media hora y le dio tiempo incluso hasta para marcar. “Tengo que aprovechar cada minuto que me toca. Los delanteros acá son muy buenos y tengo que aprovechar los minutos. La competencia interna es muy buena, trabajamos para ayudar al equipo”, resumió el internacional por Argentina después de marcar su séptima diana de la temporada, las mismas que firmó Sergio ‘Kun’ Agüero en su primer año en la Ribera del Manzanares.

El rosarino ejerce un impacto en el Atlético de Madrid cada vez que salta al campo. De momento, aporta más entrando de revulsivo que arrancando desde inicio. Cuestión de madurez y de ir asimilando el ritmo europeo. Con espacios es letal. Su giro, sus regates y su atrevimiento le convierten en un elemento indescifrable para el rival cada vez que agarra la pelota. Todos los goles que lleva con la rojiblanca en Liga los ha marcado saliendo desde el banquillo. De hecho, es el mejor suplente de la Liga al participar en ocho goles — firmando cuatro dianas y cuatro asistencias – durante los 780 minutos que lleva en el campeonato doméstico.

‘Angelito’, como le llaman en el vestuario, tiene un porcentaje de eficacia del 23’5% (4 goles en 17 remates) y promedia un gol cada 195 minutos, mejorando el que tiene Yannick Carrasco (338 minutos por gol) y Luciano Vietto (909 minutos por gol) y ligeramente cerca de los que firman Antoine Griezmann (137 minutos por gol) y Fernando Torres (163 minutos por gol). Su fútbol no solo se resume en goles ya que su facilidad para colarse entre líneas lo convierte en un hombre a tener en cuenta a la hora de dar pases. Con cuatro dianas y cuatro asistencias de gol, el argentino genera un gol cada 97 minutos.

- Publicidad -

20160418-Correa-Balon

Fotografía: Esto es Atleti / Tania Delgado.

COMENTARIOS