19.3 C
Madrid
domingo, 14 agosto 2022

Tambores de revancha

El sorteo celebrado en Nyon ha deparado un duelo entre el Atlético de Madrid y el Bayern de Munich para las semifinales de la Champions League que recuerda los tintes históricos de una revancha que el conjunto rojiblanco quiere cobrarse desde que hace más de 40 años perdiera la final de una Copa de Europa disputada en Heysel. Una final que necesitó de doble partido para conocer a su ganador después de que el gol de Schwarzenbeck, a un minuto del final, igualara la ventaja que se cobró Luis Aragonés con la ejecución de un libre directo en el minuto 113 de la prórroga.

El Atlético, que hizo en 1974 un esfuerzo titánico contra un rival que era casi media selección de Alemania, se quedó a las puertas de levantar una ‘Orejona’ con la que Adelardo Rodríguez, capitán por aquella época y leyenda histórica, se viera subiendo las escaleras como campeón, según confesó él en alguna ocasión. Para llegar a esa final los colchoneros dejaron en la cuenta al Galatasaray, al Dinamo de Bucarest y al FK Crvena Zvezda antes de afrontar una sufrida semifinal contra el Celtic de Glasgow que estuvo marcada por la dureza en cada balón dividido. Eliminaron a los escoceses y se midieron en Heysel ante un Bayern que contaba en sus filas con jugadores como Sepp Maier, Paul Breitner, Franz Beckenbauer, Uli Hoeness o Gerd ‘Torpedo’ Müller, entre otros.

20160416-Gol-BayernEl choque necesitó de una prórroga para conocer a su ganador. A falta de siete minutos, Luis Aragonés clavó el balón en la escuadra con una magistral falta que celebró incluso antes de que el cuero superara a Sepp Maier. Se las prometían felices los rojiblancos cuando Schwarzenbeck se sacó un zapatazo desde fuera del área que sorprendió a Miguel Reina y que forzó un partido de desempate dos días después. Acusando el desgaste sufrido, el Atlético fue arrollado por la superioridad física del Bayern de Múnich, que ganó contundentemente por 4-0 — gracias a los dobletes de Hoeness y ‘Torpedo’ Muller – para proclamarse campeón de Europa.

Desde entonces, la oportunidad de una revancha contra el conjunto de Baviera siempre ha estado grabada a fuego en la memoria de los aficionados del Atlético de Madrid por la posibilidad de vengar a la que, probablemente, sea la mejor generación de futbolistas que ha conocido el conjunto madrileño. Nunca se han visto las caras en Europa desde aquel día en Heysel hasta que la mano inocente de Dejan Stankovic sacó las bolas del Manchester City y del Real Madrid para la primera semifinal de la presente edición de la Champions League.

El ánimo de venganza no se esconde en el seno interno del Atlético de Madrid. Hasta su propio presidente, Enrique Cerezo, no ocultó su deseo de querer emparejarse contra la escuadra germana antes que contra el Manchester City o el Real Madrid. “Me gustaría una final contra el Bayern porque queremos la revancha de la derrota de hace 42 años”, expresó el máximo mandatario, en declaraciones a Radio CRC, sobre sus preferencias.

- Publicidad -

CUENTA PENDIENTE CON RUMMENIGGE

Más allá de ese duelo que tardado cuatro décadas en volver a producirse, la revancha que quiere el Atlético de Madrid también pasa por dar una respuesta sobre un terreno de juego al exfutbolista Karl-Heinz Rummenigge, actual presidente el Consejo Directivo del Bayern Múnich, por las declaraciones antes de la disputa de los cuartos de final en las que menospreció en público el estilo de juego y los méritos del conjunto que dirige Diego Pablo Simeone.

“Si uno repasa partidos como el del Atlético de Madrid y el PSV o el de Wolfsburgo contra el Gante se ve la diferencia de calidad frente a la del Juventus, que ahora está eliminado. Eso es algo que hay que discutir en la UEFA. Hay escalafones que pueden servir de orientación”, argumentó el germano, que venía a pedir un cambio en el sistema del sorteo para los octavos de final de la Champions con el fin de evitar choques prematuros entre los supuestos equipos grandes, además de asegurar que el destino de un club no puede depender en buena parte de si se tiene mayor o menor suerte en un sorteo.

Las palabras del directivo del Bayern no sentaron excesivamente bien en los despachos del Vicente Calderón ni tampoco a Simeone, que se explayó ante los periodistas sobre su disconformidad con los aires de superioridad del exfutbolista. «Quería comentarles, hacerles llegar a ustedes (los periodistas), para que Rummenigge se entere de que les mandamos las imágenes de altura que pedían del partido con el Benfica para que puedan trabajar bien”, apuntó el bonaerense sobre un rival, los lisboetas, al que se enfrentó en la fase de grupos y al que ganó en Da Luz.

Fotografías: UEFA

COMENTARIOS

Victor Manuel Molina Pozo
Periodista | Experiencia en Europa Press, Atresmedia (Antena 3, LaSexta, Fórmula 1 y Champions Total), El Economista y VAVEL.

Related Articles

Stay Connected

4,916FansMe gusta
28,148SeguidoresSeguir
1,120suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles

Los orígenes de la hermandad rojiblanca

A lo largo de los años, ha habido varios modelos de la camiseta del Atlético de Madrid, pero las variaciones han sido históricamente más...

Nunca dejes de creer

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com