Afonso destierra a Néstor Gordillo

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.

Las conversaciones que se entrelazaron en la abarrotada cabina de radio de El Cerro del Espino una hora antes de la disputa del encuentro correspondiente a la ida de la primera ronda de la fase de ascenso a Segunda División B giraban en torno a un mismo nombre y a una decisión que cogió a todos los presentes por sorpresa. Los planes de Víctor Afonso para enfrentarse al Almagro Club de Fútbol contemplaban la medida de dejar al talentoso mediapunta Néstor Gordillo fuera del once inicial y otorgándole una de las cinco butacas del banquillo, algo que ni el habitual y escaso público que acude regularmente a Majadahonda para seguir las evoluciones del filial ni el entrenador rival esperaban.

No es Gordillo, precisamente,  un jugador típico para un equipo que es un filial. Sus 26 primaveras concuerdan poco con el concepto que debe tener un equipo ‘B’, que no es otro que el de formar a chicos jóvenes que puedan promocionar en un futuro cercano al primer equipo. Sin embargo, su experiencia y su calidad a raudales se antojan necesarias como contrapunto para ayudar a un grupo extremadamente joven en el objetivo de recuperar la categoría perdida. Lo sabe bien Víctor Afonso, que pidió desesperadamente su fichaje en el mercado de invierno cuando estaba militando en el Guijuelo de Segunda División B, y lo avala la secretaría técnica de la Academia, que ha visto a la larga cómo la fuerte inversión que se ha hecho por él ha salido a caballo ganador.

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.

El futbolista canario tiene gran parte de la culpa de que el Atlético de Madrid B sea a día de hoy uno de los cuatro equipos del Grupo VII que está presente en la Segunda Fase del Campeonato Nacional de Liga en Tercera División. Su fichaje se confirmó el 4 de enero, debutó seis días después jugando los noventa minutos y tardó un mes en estrenarse como goleador. Desde entonces, una vez adaptado al sistema de juego, Néstor rompió a marcar: tiene una media de 0,4 goles por partido tras anotar 8 en 20 encuentros disputados. En apenas cuatro meses en la capital se ha convertido en el segundo máximo goleador del equipo y sus dianas han significado diez puntos más en la clasificación. Sin ellas, el filial hubiera acabado en décima posición y a seis puntos del cuarto clasificado.

Es por estas razones expuestas las que hacen incomprensible la decisión que tomó Víctor Afonso, mucho menos aún cuando él mismo solicitó que su llegada era necesaria para cumplir los objetivos. “Afonso me ha dicho que me necesita para jugar, para ver si ascendemos. Imagino que allí tendré un papel importante”, confesó Gordillo el día de su despedida en el Guijuelo. Algo ha cambiado en la cabeza del técnico canario, que ha dejado a su futbolista en el banquillo en dos de los últimos tres encuentros que ha disputado el filial rojiblanco.

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.

El destierro se entiende mucho menos cuando Afonso a lo largo de la semana se ha encargado de justificar el irregular rendimiento del Atlético de Madrid B en consecuencia de la dificultad que entraña competir en fases eliminatorias siendo un filial con una plantilla muy joven, muchos de ellos salidos de un equipo juvenil que en los últimos años no ha estado acostumbrado a pelear por grandes resultados. “A nosotros, en momentos determinados, nos han faltado tablas. Hemos sido irregulares y es el debe que tenemos”, sostuvo hace poco en una intervención el programa ‘Area Técnica‘ de ‘Vive Televisión‘. Días después, mandaba a Gordillo al banquillo y alineaba de titular al juvenil Zaka, delantero de 18 años.

- Publicidad -

Sus escasas apariciones y los minutos a cuenta gotas que ha tenido en la recta final de la temporada hacía pensar en un posible desgaste físico o una pequeña lesión que le impedía competir durante 90 minutos. Según ha podido saber ‘Esto es Atleti’ de primera mano, Gordillo está en estos momentos libre de padecer cualquier tipo de lesión y se encuentra en condiciones óptimas de competir desde el inicio, algo que deja en manos de su entrenador. “Desde fuera se ve de una manera, pero nosotros estamos todos los días con ellos. Nosotros tomamos decisiones que dan que hablar. Nosotros valoramos muchas cosas, además de los partidos”, se limitó a apuntar Afonso, en recientes declaraciones a ‘Mundo Deportivo’, sobre su polémica decisión de prescindir del jugador con mayor visión de juego que tiene en el vestuario.

20150522-Almagro-AtleticoB-1

AMATH, OTRO SACRIFICADO

Sea como fuera e independientemente de los criterios que siga el técnico canario, la segunda parte del partido contra el Almagro Club de Fútbol demostró la capacidad que tiene Néstor Gordillo de cambiar el curso del partido. Con el 0-2 ya en contra en el marcador, Afonso sacó al campo al futbolista canario en busca de un gol que hiciera más factible la remontada siete días después en el Manuel Trujillo. Incrustado entre el centro del campo y el ataque, Gordillo llevó el peso del partido, se echó el equipo a la espalda y filtró varios pases con los que el filial dispuso de numerosas ocasiones con las que batir al meta Astillero.

Afonso prescindió de Amath y de Gordillo, que entre los dos han marcado 18 de los 48 goles del Atlético B en temporada regular

Su buen rendimiento durante los veinte minutos que jugó estuvo apoyado por el veloz extremo Amath, que también fue carne de banquillo. El senegalés revolucionó el encuentro, dio mayor intensidad al equipo y encontró las cosquillas a su lateral, algo de lo que Arona Sané fue incapaz en los 54 minutos de juego que tuvo.  Él es otro de los sacrificados dentro de las decisiones que toma Víctor Afonso. Su aportación merece un detenido análisis, pues ha terminado la temporada regular como el máximo goleador del equipo rojiblanco con diez dianas siendo únicamente titular en once partidos.

En resumen y como curiosidad, dejando en el banquillo a ambos futbolistas el Atlético de Madrid B perdió 18 goles – diez de Amath y ocho de Gordillo – de los 48 en total que ha marcado en el regreso a la Tercera División, es decir, el 37’5% de los goles del filial colchonero. La cifra aumenta si contamos también con las 8 dianas del colombiano Jorge Katime, que estuvo en el banquillo y salió para jugar los veinte minutos finales.

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.
Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.

Fotografía: Álvaro Moreno / Esto es Atleti.

COMENTARIOS