Tus valores nos hacen creer

OPINIÓN. Duele. Joder si duele. Perder así. Otra vez así. No puede ser. Crecimos soñando que Reina paraba aquel dichoso disparo del impronunciable alemán del que nunca más se supo nada. Por aquello nos llamaron Pupas. Por centímetros no levantamos aquella Copa. Ni la de Lisboa. Ni la de Milán. Por los centímetros que le faltaron a Reina para desviar aquel balón. O los que le faltaron a Courtois para rechazar aquel cabezazo de Ramos. O los que le sobraron al penalti de Griezmann. Centímetros. No somos campeones por centímetros.

Lloramos por centímetros cuando creímos durante muchos kilómetros. Miles. Desde Astana hasta Milan pasando por Estambul, Lisboa, Eindhoven, Barcelona o Munich. Nueve meses creyendo. Que coño nueve meses, la hinchada del Atleti no ha parado de creer desde hace cinco años. Desde aquel 23 de diciembre de 2011 no hemos parado de creer. Desde que llegó el Cholo. Él nos recordó que somos el Atleti. Qué es el Atleti. Que peleamos como los mejores. Siempre. En Bruselas, en Lisboa y en Milan. Siempre lo hicimos. Peleamos tanto y tan bien que sólo pudieron doblegarnos al final. Por eso duele tanto. Porque lo acariciamos demasiadas veces. Casi tantas como lo soñamos. De momento sigue siendo eso, un sueño, pero quizá algún día sea una realidad y hablaremos de la Primera. Y entonces también derrocharemos coraje y corazón. Como hacemos siempre.

Como hace Juanfran. Hundido, con el corazón saliéndole por los ojos, pidió perdón a la hinchada del equipo de su vida. En un ámbito donde los egos mandan, en el Atleti, el que nunca se guardó nada por defender esto, pidió perdón a la hinchada, a sus compañeros, a sus hermanos. No hacía falta. Peleamos como los mejores, como hermanos, defendimos nuestros colores. Y perdimos. Duele tanto que parece que este nudo en la garganta no se va a deshacer nunca. Pero lo hará. No sé cómo. No sé cuando. Ni porqué. No sé si volveremos a vivir una final de Copa de Europa. Pero si lo hacemos, solo haremos juntos, peleando como los mejores, derrochando coraje y corazón. Como mandan los valores del Atleti. Nuestro Atleti. 

Fotografía: Clive Rose/Getty Images

COMENTARIOS