Futuros inciertos

RUMORES. Como todos los veranos, los días previos al cierre del mercado de jugadores salen a la luz muchas especulaciones, muchas preguntas y muchas incertidumbres. Jugadores que se van, jugadores que se quedan, jugadores que pueden llevarse una sorpresa (o disgusto) a las 23:59 del día 31 (sobre todo si el fax tiene problemas) y jugadores que, ni ellos mismos, saben qué va a pasar con su futuro. Y ese desconcierto e incertidumbre parecen estar viviéndolo dos jugadores rojiblancos: Bernabé Barragán, el hasta ahora portero del filial y tercero en discordia en el primer equipo, y Héctor Hernández, el delantero canario que llegó en junio de 2013 al Atleti B procedente del Santaelena.

Los contratos de ambos jugadores con el Club Atlético de Madrid parecen haber llegado a su término el pasado 1 de julio y su futuro próximo es aún una incógnita a tan solo 6 días del cierre del mercado estival; si bien es cierto que las circunstancias de los dos jóvenes son bien distintas.

Con la lesión de Moyá parecía que Bernabé iba a conseguir, por fin, la oportunidad por la que ha estado trabajando desde que llegó al equipo y se tendría la oprtunidad de intentar asentarse como segundo portero del primer equipo hasta que el mallorquín se recuperase de la artroscopia a la que se sometió el día 11 de agosto. Pero el Atleti prefirió relegar, una vez más, al de Los Palacios al tercer puesto y repescar al joven Moreira de la cesión que le comprometía con Os Beleneses desde apenas unas semanas antes.

En vista de la decisión del equipo, Bernabé continuará, salvo cambios de última hora, siendo el portero titular del Atlético de Madrid B, compartiendo arco con Miguel San Román y Carlos Marín, y asumirá el rol que le asigne Simeone, quien, presumiblemente, le reclamará en las convocatorias del primer equipo, así como en sus entrenamientos regulares.

Por otro lado, el caso de Héctor Hernández dista mucho de aquel en el que se encuentra el portero. El canario llegó como una promesa juvenil, dispuesto despuntar en el conjunto colchonero y por el que, además, se pagaron cerca de 300 mil euros a la UD Las Palmas (más un añadido si llegaba a debutar con el primer equipo). Pero parece su trayectoria en el equipo madrileño estaba condenada. Fueron numerosas las lesiones de clavícula que obligaron al joven internacional a someterse a varias intervenciones para paliarlo. Así bien, una vez recuperado, habida cuenta de su calidad real, la entidad del Manzanares decidió cederle la pasada temporada al Elche FC, para que continuara desarrollándose en Segunda División. 

- Publicidad -

Héctor, que a su llegada a Madrid firmó un contrato de 3 años de duración, finalizó el mismo en junio de este año, por lo que su futuro continúa siendo incierto. Fuentes cercanas al club auguran una pronta renovación del veinteañero que, sin duda alguna, iría ligada a una cesión inminente a un equipo que se adapte a sus cualidades y del que poder repescarle en caso de que, finalmente, se aplique la sanción UEFA al Atlético de Madrid.

Fotografía: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS