Chelsea – Atleti, cuarto aniversario de una victoria épica

Chris Brunskill/Getty Images.

EFEMÉRIDES. El 31 de agosto de 2012, hoy hace cuatro años, el Atlético de Madrid se proclamó campeón de la Supercopa de Europa por segunda vez tras imponerse por un abultado 1-4 al Chelsea. El recién proclamado campeón de la Champions League no pudo hacer nada para frenar a un Radamel Falcao que firmó un ‘hat-trick’ en 40 minutos en la que fue su mejor noche como jugador del Atlético de Madrid. Aquel fue un verano largo con un final feliz.

Venía el Atlético de Madrid de conseguir su primer título europeo con el ‘Cholo’ en el banquillo en una final de Europa League en la que Radamel Falcao se encargó en poco más de media hora de ahogar cualquier esperanza del Athletic Club de levantar su primer título en casi 30 años y adornar sus vitrinas con su primera copa internacional. Sea como fuere y tras el recital dado por el ‘Tigre’ en Bucarest, el verano fue una suerte de relevo generacional en clave rojiblanca.

En ese Atleti se mezclaron jugadores importantes en la consecución de la Europa League y algunas caras nuevas.

Durante el periodo estival llegaron al Atlético de Madrid un buen número de jugadores que a la postre serían vitales en la consecución de nuevos títulos. Thibaut Courtois, cedido por el propio Chelsea, Raúl García y Diego Costa -regreso tras cesión- son tres de los nombres de un verano en el que el club rojiblanco perdió algunos nombres propios como Álvaro Domínguez, Perea, Antonio López o Paulo Assunçao, parte importante de un grupo unido aunque sus roles dentro del campo fuesen menos destacados.

Con todo, el Atlético de Madrid se presentó en el Stade Louis II de Mónaco con un equipo en el que se combinaban hombres importantes en la consecución de la Europa League y caras nuevas. Thibaut Courtois defendía portería, escoltado en defensa por Filipe, Godín, Miranda y Juanfran. El doble pivote lo formaban Mario Suárez y Gabi con Arda Turan y Koke en los costados y con Adrián y Falcao en la punta de ataque. ‘Cebolla’, Raúl García y Emre, tres fichajes de este verano, fueron los tres recambios.

Por encima de todos los nombres destacó el de Falcao tras firmar un ‘hat trick’ en 40 minutos.

Sin embargo, por encima de todos esos nombres destacó el de Radamel Falcao. No parecía una empresa fácil cuando enfrente estaba un equipo de grandes estrellas como Eden Hazard, Frank Lampard, Cech y Fernando Torres. Sin embargo, Falcao con tres zarpazos centró todas las miradas -y eso que el ‘Niño’ jugaba contra su ex equipo- para ser Príncipe de Mónaco por un día y rey de todos los rojiblancos durante esa magnífica noche en la que firmó tres goles majestuosos.

- Publicidad -

Joao Miranda cerró aquella goleada histórica que bien valió un trofeo, pero que en cierta medida sirvió de aviso a navegantes. El Atlético de Madrid estaba de vuelta en Europa y lo hacía de la mano de un entrenador con un hambre y sed de victoria que ha conseguido desde entonces sumar al palmarés del club una Copa del Rey, una Liga frente a dos transatlánticos, una Supercopa de España y dos finales de Champions League. No conviene olvidarlo en los tiempos que corren.

Fotografía: Chris Brunskill/Getty Images

COMENTARIOS