32.8 C
Madrid
viernes, 23 julio 2021

Los cuatro mejores centrales del mundo

OPINIÓN. Las lesiones de Godín y Giménez darán la oportunidad a Savic y Lucas, suplentes hace apenas unos meses. El balcánico se ha convertido en capo de la zaga y el canterano ha sorprendido cuando ha tenido oportunidades.

No parecía haber vida más allá del Miranda-Godín que tantas noches de gloria dio en el Calderón y aledaños. Y cuando al brasileño le dio por estar más allí que aquí, apareció un uruguayo inexperto, pero con un ímpetu y un hambre inigualable, que hizo temblar los cimientos de aquella pareja que ya es historia del Atlético de Madrid. José María Giménez (21), a quien el futuro no encuentra techo, se convirtió en el alumno aventajado de un Godín que reparte clases de maestría y se ha convertido ya en el profesor de una generación casi baby de centrales de la que hoy disfruta el Atlético de Madrid.

Y cuando de nuevo parecía no haber nada mejor, nada más allá de los dos charrúas guerreros, aguerridos, infranqueables, llegó sin hacer mucho ruido un tallo montenegrino a quien la precocidad le dio un susto en Inglaterra y que encontró la tranquilidad y la constancia en Italia. Cómo no hacerlo en Florencia. Savic (25), que si fuera guapo y llevara cortes de pelo extravagantes, viniera de la Europa más occidental y no desprendiera tanta timidez, estaría cotizado en otra dimensión, como mínimo a la altura de aquellos tipos que tienen más nombre que méritos.

¿Quién puede presumir de tener a tres de los mejores zagueros del mundo? ¿Puede haber algo mejor? Pues casi que sí. Como demostró Lucas Hernández (20) el curso pasado. Tras toda la temporada en la grada, quiso la fatalidad (o no) que al chico le tocara bailar con la más fea. Una lesión de Godín, como ahora, le dio la alternativa de titular en Valencia y luego fue capaz de secar a Messi y compañía en un duelo doble a cara de perro en los cuartos de la Champions League.

Cada uno tiene un estilo, aunque lo que realmente forma el muro Atlético es la suma de todos. El sistema defensivo Simeónico, las ayudas constantes y ese gen ganador que se ha implantado son la clave para que hoy Oblak cuente casi dos de cada tres partidos con su portería a cero. Diego Godín es único en su especie. Un central diestro que juega mejor en el perfil izquierdo. Un faraón que lidera desde atrás al que de vez en cuando le sale la vena del delantero que un día fue. José María Giménez es la pasión, el morir por el equipo en el campo, el tirarse de cabeza para cortar una ocasión. Un estilo puyolesco imposible de moldear. Savic es su antónimo; templanza, sobriedad, saber estar. Un bastión por alto, infranqueable. Podría escribir un libro sobre cómo parecer rápido y ganar todas las carreras a su par sin de verdad serlo. Lucas es un elegido. Un chico que nació con 15 años de experiencia. Un central zurdo (este de verdad) al que cuidar como la perla que es, pues hoy los jugadores de ese perfil están en vías de extinción.

- Publicidad -

Da igual quien juegue, oportunidades para todos. Saben cuál es su sitio y han recogido el guante. No vacilaba Simeone el miércoles tras ganar al Bayern cuando le preguntaban por sus chicos. «Tengo cuatro jugadores en esa zona que para mí son los cuatro mejores centrales del mundo».

Fotografía: Tania Delgado / Esto es Atleti.

COMENTARIOS

Related Articles

Stay Connected

4,916FansMe gusta
28,102SeguidoresSeguir
1,120suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles

Nunca dejes de creer

Después de las últimas jornadas del campeonato nacional de liga, el Atlético de Madrid sigue conservando ventaja con sus rivales por el título. El...

COMENTARIOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com