15.5 C
Madrid
martes, 20 abril 2021

2016, el año en retrospectiva: Atlético de Madrid B. Al final se puede soñar

RETROSPECTIVAEn estos posts resumiremos las diferentes claves del año para recordarte los grandes momentos del 2016. En este hablamos del filial.

El año que acaba ha sido un año raro. Decir que fue un año malo sería injusto, pero tampoco se puede decir que haya sido bueno. El filial debería de haber subido a 2ºB en mayo, pero no lo hizo, lo que provocó un nuevo giro en busca de un rumbo que nunca ha estado demasiado bien trazado. Ahora, con ese cambio de timón el equipo ha mejorado, pero con matices. No todo es maravilloso en El Cerro del Espino. A pesar de todo el Atlético de Madrid B finaliza el 2016 como líder. En eso, por ahora, cumple. Deberán confirmarlo en el 2017.

2016 empezó con el Atleti B dirigido por Victor Afonso. De él se esperaba mucho más de lo que dio. Decepcionó. Debía reestructurar al equipo, dotarlo de caracter y llevarlo de nuevo a la categoria de bronce. En esas estaba, con el equipo segundo, pero lejos, lejísimos del líder, el Sanse, intratable. Afonso había construído un equipo sólido, que buscaba mantener la portería a cero como camino hacia la victoria. Tanto tiró de la manta para taparse hasta que se dejó los pies al ire. El equipo adolecía de gol y el único que lo tenía, Amath, jugaba poco y muy lejos del área. Para solventar el problema la academia colchonera tiró de billetera, pero les faltó atino. Sólo Néstor Gordillo, que venía de la 2ªB, subió el nivel. Fue el principal culpable de que el Atlético B se metiera en el play-off. El plan Afonso funcionó mal, a destiempo y con sobrecoste. Se metieron en la promoción de ascenso a duras penas, dando muy mala imagen en algunos momentos clave y gracias a las individualidades. En las eliminatorias tocó el Almagro que pasó por encima a los de Afonso. El objetivo del ascenso no se cumplió. El Atlético de Madrid fue incapaz de generar un proyecto capaz de subir al equipo de Tercera División. Un drama y una vergüenza para un club de la dimensión del Atleti y que quiere presumir de Academia.

Tal fue el fracaso, otro más, que el Atlético decidio cambiar de rumbo. Otra vez. Esta vez pusieron sus ojos en la propia Academia. En el Juvenil División de Honor, que venía de ganar la Liga y la Copa entrenados por Óscar Fernández. Su llegada acarreó dos situaciones: limpió el vesturario de los jugadores que, a pesar de no haber cumplido en Tercera, tenían nivel para estar más arriba y formó una plantilla con ‘sus’ jugadores del Juvenil. Con ello uno se puede hacer una idea de cómo y
quien es Óscar Fernández. El técnico colchonero, de fuerte carácter, prefiere morir con los suyos a jugar con el traje de otro. Así pues, con un equipo joven e inexperto el Atleti B debía de afrontar su segundo año en Tercera. Una competición dura, difícil con duelos a cara de perro semana sí y semana también.

La apuesta de Óscar Fernández tiene aún más mérito (o inconsciencia) si se tiene en cuenta que este año el grupo madrileño de Tercera División está siendo especialmente igualado. A pesar de ello el equipo ha navegado por la parte alta de la tabla hasta llegar al parón navideño como líder en solitario. Algo que se ha conseguido gracias al trabajo de la plantilla, que se siente segura, respaldada por el entrenador y que devuelve la confianza con grandes dosis de corazón y mucha, mucha competitividad. Tienen errores fruto de la edad, claro, pero la sensación es que el grupo sólo puede crecer. El Atleti B es un reflejo del Juvenil DH que se proclamó campeón el curso pasado. Buena señal.

- Publicidad -

El equipo es muy joven, se conocen, son una piña y tienen mucha calidad. Olabe, procedente del Villarreal B, Sergi o Perales que estaban en Segunda B son alguno de los ejemplos de un equipo que cuenta con otros nombres propios como Juan Moreno, Rubén Fernández o Toni Moya, habituales en los entrenamientos del primer equipo. Además de Caio y Schiappacase, también fichados este verano, con una proyección vertiginosa. Tampoco hay que olvidarse de la explosión goleadora de Zaka, pichichi del grupo de Tercera. De ellos varios son internacionales – Caio, Schiappacase, Keidi, Solano-, otros ya han jugado con el primer equipo -Olabe, Rober y Juan Moreno, además del ya mencionado Caio-, pero todos saben que en su mano está devolver al Atleti B a la categoria de Bronce del fútbol español.

Fotografía: Álvaro Moreno/Esto es Atleti

COMENTARIOS

Avatar
Iván Fuentehttps://www.estoesatleti.es/author/ivanfuente/
Aprendiz de periodista. Burgalés, de un pueblecito llamado Tapia. Me gusta el fútbol y los intangibles que lo rodean. Pasé por El Correo de Burgos, Radio Euskadi, Alirón! y fútbolbritánico.com.

Related Articles

2 Comentarios

Comments are closed.

Stay Connected

4,732FansMe gusta
27,981SeguidoresSeguir
1,120suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles

Nunca dejes de creer

Después de las últimas jornadas del campeonato nacional de liga, el Atlético de Madrid sigue conservando ventaja con sus rivales por el título. El...

COMENTARIOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com