El cedido Morales debutó en el Calderón

CEDIDO. El portero cedido por el Atlético de Madrid al Guijuelo, Carlos Morales, pudo jugar anoche el duelo copero entre ambos equipos una vez que, horas antes del encuentro, los colchoneros levantaron la cláusula del miedo que sobre él pesaba. Morales, con la camiseta del equipo chacinero, pudo cumplir su sueño de debutar en el Vicente Calderón.

El guardameta del equipo salmantino sólo había podido jugar tres partidos en lo que llevamos de temporada hasta la noche de ayer. El del Calderón fue su cuarta participación con el Guijuelo. Encajó cuatro goles, pero se llevó un recuerdo imborrable: su debut en la ribera del Manzanares.

Morales, a pesar de caer eliminados, se va contento con la imagen dada en la segunda parte: «Con un 4-1 uno se va jodido, a pesar de ello creo que hicimos una buena segunda parte, les marcamos un tanto y ellos no consiguieron hacérnoslo. Eso es para estar contentos» En lo personal, el portero cedido se mostró positivo con su papel en el partido: «Me vi bien, tuve buenas sensaciones, creo que estuve tranquilo a pesar de los goles».

El meta, que se retiró entre muestras de cariño por parte de la afición, se va de vacaciones navideñas con su recién estrenada paternidad y con un solo objetivo el año que viene, conseguir la titularidad: «El míster me dijo que estuve bien, ahora llega el parón y a ver después. Voy a seguir trabajando para tratar de hacerme con el puesto hasta final de temporada».

Fotografía: Álvaro Moreno

- Publicidad -

 

 

 

COMENTARIOS