Giménez marcó y forzó un penalti… ¡como mediocentro!

PROTAGONISTA. Uno de los jugadores destacados del amistoso en Arabia Saudi fue sin duda José María Giménez. El ‘central’ (¿podemos seguir llamándole eso?) disputó su segundo partido consecutivo como titular, marcando un gol y provocando un penalti. El primer tiempo lo disputó como central en su puesto habitual compartiendo el centro de la zaga con el compañero que le ha relegado al banquillo, Stefan Savic.

En el segundo tiempo, como ante el Guijuelo, el uruguayo adelantó su posición a la de mediocentro y formó dupla con Thomas Partey dando una cara completamente nueva a una zona del campo acostumbrada a ver a Gabi, Tiago, Augusto, Saúl y Koke repartirse todos los minutos. Está claro que Simeone sigue buscando en su plantilla soluciones para el futuro a medio plazo.

La capacidad de Giménez para incorporarse al ataque quedó pronto clara provocando un penalti al cuarto de hora del segundo tiempo. Torres aprovechó para igualar el partido y marcar un nuevo gol como rojiblanco en esa lucha permanente que parece tener, desde que volviera, por reinvindicarse.

El charrúa se unió a la fiesta y marcó a falta de 20 minutos de cabeza una falta sacada brillantemente por Correa. El partido había dejado de ser amistoso con los horribles cinco minutos finales del primer tiempo cuando la empanada colectiva de la defensa volvía a mostrar endeblez atrás y falta de concentración en una zaga donde Giménez jugaba. No es de extrañar que celebrara el gol con rabia, porque tenía significado. Al nuevo todocampista del Cholo le duele no jugar y le duele fallar cuando lo hace. Ojalá todos los que fallaran lo enmendaran con un penalti provocado y un gol para remontar el partido.

Fotografía: Club Atlético de Madrid / Ángel Gutiérrez

- Publicidad -

COMENTARIOS