Como en el 96

EL ONCE. El Atleti se la juega a tumba abierta con pocos apostando por su pase. Con un 10 a 1 en contra en las casas de apuestas, está claro que sólo los que respiran en rojiblanco viven convencidos de que se puede lograr el pase (y ni siquiera todos los colchoneros creen en el pase ante este Atlético tan irregular).

Las sanciones marcan los once inciales de cada equipo. La ausencia de Gabi en el centro del campo parece a priori que se notará mucho más que la de Neymar en el rival por muy peligroso que sea el brasileño. Es la primera vez en años en el que el Atleti se la juegue en un partido importante sin Gabi, Tiago ni Augusto. No queda más que mirar hacia adelante y mejorar la pésima presión alta del partido de ida. No funcionó ni la mencionada presión ni el entramado defensivo ni la defensa en el primer tiempo. Afortunadamente un segundo tiempo arrollador devolvió un hilo de vida al Atlético que intentará resucitar las sensaciones de esos 45 minutos y del partido ante el Leganés para pegar un revolcón que sería digno de entrar en la historia si logra consumarla.

Toca ir al ataque sin remilgos, entre otras cosas porque sólo hay jugadores disponibles para eso. Griezmann, Torres, Gaitán, Carrasco, Koke y Saúl podrían embotellar al Barcelona si saliera a contemporizar el conjunto azulgrana. Les tocará arremangarse, hacer kilómetros y ‘currar’. Es más importante que nunca ese primer gol. Un tanto a favor haría dudar a los rivales, uno en contra pondría la gesta complicadísima.

Enfrente Arda Turan sustituirá a Neymar. El turco ha pasado en el ideario de genio a traidor. Cómo gestione el enfrentamiento ante sus ‘ex’ puede jugar un papel relevante en la eliminatoria. Suarez y Messi jugarán arriba. Andre Gomes, Rakitic y Mascherano son de los centros del campo menos imponentes que se le recuerda a los culés. Atrás Ter Stegen intentará evitar disgustos guarnecido por Jordi Alba, Umtiti, Piqué y Sergi Roberto.

Como en 1996 el Atlético se juega sus opciones en Copa contra el Barça. En ese año eran Ronaldo Nazario, Guardiola, Luis Enrique y compañía los que no pudieron parar a los Pantic, Kiko, Caminero y Simeone, entre otros. Ahora son los Torres, Griezmann y Godín los que quieren negarle la última Copa a la escuadra que hoy liderarán Messi y Suárez. En el Atleti lo tienen claro quieren volver a ser campeones, como en el 96.

- Publicidad -

COMENTARIOS