Lección aprendida

EL ONCE. Vuelve la luz de los focos de la Champions para un Atleti que tiene esta competición metida entre ceja y ceja. Mal posicionados en la tabla para repetir la gesta de 2014 en el campeonato liguero, la máxima competición continental se antoja la opción que más invita a soñar. Para lograr el objetivo de volverse a colar en el bombo de cuartos de final, antes tendrá que superar una prueba que hace dos años fue de armas tomar, tanto, que se terminó decidiendo con una tanda de penaltis de infarto en el Calderón. En el seno del conjunto colchonero tienen bien presente las dificultades de aquella eliminatoria que, en principio, no se antojaba tan complicada. Sobre todo se recuerda en modo de alerta el partido de ida en el mismo escenario que el partido de hoy, el Bay Arena. Sorprendentemente, ese día los alemanes superaron al equipo del Cholo en intensidad, con una presión asfixiante en todo campo.

Lo positivo de aquel partido fue el resultado, y con vistas al encuentro de esta noche, la experiencia. Hoy los hombres de Simeone saltarán al terreno de juego con la lección bien aprendida, sabedores de que no se pueden guardar nada y se necesita una aplicación máxima si no se quieren tener problemas serios. Por este motivo, el técnico argentino necesita futbolistas al cien por cien, por lo que no alineará de inicio a un Giménez recientemente recuperado de una lesión en el abductor, y esperará a Lucas, que volará en avión privado (directo desde su cita en los juzgados) para llegar a tiempo de jugar. Previsiblemente, también Moyá será de la partida en idénticas circunstancias: no se forzará a Oblak.

La duda principal será conocer quien compartirá delantera con Antoine Griezmann. Torres parecía haberse impuesto claramente en las últimas semanas, habiéndose hecho con un sitio en la alineación, pero la fulgurante actuación de Gameiro el pasado sábado en El Molinón ha hecho subir enteros las opciones del francés, hasta el punto de contar a estas horas con las mismas opciones que el delantero de Fuenlabrada.

Así las cosas, bajo palos estará Moyá. La defensa estará compuesta por Vrsaljko en el lateral derecho, FIlipe en el izquierdo, y pareja de centrales para Savic y Lucas. El doble pivote lo formarán Gabi y Koke, con Saúl ligeramente volcado a la derecha. El extremo izquierdo será para Carrasco, mientras que Griezmann será uno de los dos delanteros. Torres o Gameiro, uno de los dos, será la pareja de baile del francés.

En el Bayer Leverkusen se espera que el técnico Roger Schmidt salga con Leno en la portería. Henrichs, Roprak, Dragovic, y Wendell en línea de zagueros, con Bender y Kampl por delante en la zona de contención. Brandt y Ballarabi estarán en las bandas, mientras que Havertz y Chicharito se ocuparán de la ofensiva germana.

- Publicidad -

COMENTARIOS