Sábado de pasión

EL ONCE. Llega el Atleti al Bernabéu con exceso de kilómetros en las piernas y escaso descanso. Los de Simeone salieron reforzados moralmente de la jornada intersemanal venciendo a la Real, y poniendo tierra de por medio con el Sevilla por la tercera plaza, pero el maratón que llevan encima no es moco de pavo. Es cierto que el equipo está en clara línea ascendente y resulta evidente que ha sido planificado así para dar el tope de rendimiento en los dos meses finales de competición, pero también lo es que la plaga de lesiones está propiciando que jueguen casi siempre los mismos.

Pero hoy es día grande, día de derbi. Hoy importa menos que Zidane diese en Leganés descanso a la mayoría de sus hombres, mientras los once titulares del Cholo serán los mismos que jugaron el miércoles. Hoy la cabeza va donde las piernas no alcanzan, y los colchoneros tienen cuentas pendientes con los merengues. San Siro originó una herida que degeneró en una hemorragia que no se logró contener hasta principios de año, y que aún está lejos de cicatrizar. Ganar hoy al eterno rival tampoco sanará esa herida, pero será un analgésico perfecto que ayudará a que el equipo siga creciendo. Hoy es día para no pensar que el miércoles está en juego el pase a una nueva semifinal de Champions. Hoy es día para no guardarse nada y jugar con el alma. Hoy es sábado de pasión, y nadie piensa que mañana es domingo de ramos.

Han cambiado poco los equipos desde aquel mayo de Milán, tanto que la única modificación será Carrasco, que arrancará el encuentro en lugar del lesionado Augusto, como en aquella segunda parte, vamos. Así las cosas, bajo palos estará Oblak, que ha recuperado la costumbre de poner el cero en su portería. Godín y Savic serán la pareja de centrales, con Juanfran en el lateral derecho y Filipe Luis en el izquierdo.

La clave en el centro del campo pasa por originar superioridad numérica sobre el rival. En este sentido será clave la implicación de Carrasco, que normalmente es un jugador intermitente y anárquico, pero que hoy debe de estar mucho más centrado y ayudar más de la cuenta en labores defensivas. Si lo consigue, el doble pivote formado por Saúl y Gabi, ayudados por Koke en la derecha, tiene muchas opciones de imponerse a los Casemiro, Kroos y Modric, que hoy tendrán pocas ayudas defensivas de los de arriba, dado que Zidane alineará a la “BBC” al completo.

Como hombres más adelantados jugarán Fernando Torres y Antoine Griezmann. Ambos serán los encargados de iniciar la presión sobre los centrales madridistas, Ramos y Pepe. Además, tratarán de aprovechar los espacios que dejen a su espalda tanto Carjaval como Marcelo.

- Publicidad -

COMENTARIOS