Con la lengua fuera

ANÁLISIS. Una pancarta se sostenía en uno de los fondos del campo principal del Cerro del Espino durante el primer día de la vuelta al trabajo (jueves) de la plantilla del Atlético de Madrid tras el día de luto (miércoles) dado por el cuerpo técnico como consecuencia por la anticipada muerte sufrida en el Santiago Bernabéu. Tan solo cinco certeras palabras resultaron necesarias para recordar a la muchachada de Simeone la importancia que entraña el partido del miércoles, con el debido respeto que merecía el Eibar mediante. “A morir, los míos mueren”, rezaba dicho rótulo, recordando una frase salida de la misma boca del ‘Cholo’ en una entrevista a principios del año 2015.

Ese lema, lejos de ser un mensaje bélico que pretenda incitar violencia, sirve como reflejo para entender la naturaleza de los equipos que dirige el argentino. Su estilo no es el más estético pero tampoco lo necesita. Casa mucho más con su personalidad, salvaje, pasional, frenética, justo lo contrario a la imagen ofrecida por su equipo en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones, 339 días después de la profunda cornada recibida en San Siro. El análisis se reduce a que su rival, el Real Madrid, fue netamente superior, algo factible. Lo que no es tan viable en una escuadra con identidad ‘cholista’ es salir con miedo, lo “único prohíbido” durante la era Simeone tal y como acertadamente señaló el periodista Iñako Díaz-Guerra en su análisis. El Atlético cuando quiso despertar de la pesadilla en la que se metió, ya se había meado en los pantalones…

«Cuando uno se siente fuerte, las piernas siguen al corazón”, dice Simeone sobre las lesiones y el cansancio

El Atleti no fue el Atleti, al menos el que estamos acostumbrados a ver. Ese que presenta batalla, que pelea cada balón dividido, que no lo pone nada fácil, el que devora sin piedad si huele la sangre… De un tiempo a esta parte viene Simeone restando importancia a la cantidad de minutos que acumulan sus jugadores, exigidos al máximo en un mes de abril de infarto. “En estos momentos de la temporada hay una fase que es fundamental, el entusiasmo y el sentido emocional de cada partido. Cuando uno se siente fuerte, las piernas siguen al corazón”, resume el bonaerense recurriendo al discurso pasional, rechazando que el cansancio haga mella y que las escasas rotaciones puedan ser una rémora para el rendimiento en la recta final del curso.

Los datos, fríos e inútiles si no van acompañados de una interpretación o un análisis, arrojan que los jugadores capitales del conjunto rojiblanco, aquellos que Simeone considera imprescindibles, están siendo exprimidos esta temporada. La escasa producción de puntos en la primera vuelta ha obligado a pisar bien fuerte el pedal del acelerador en la segunda para cumplir con tres objetivos: recortar distancia a un Sevilla que se ha caído, instalarse en esa preciada tercera plaza tan necesaria para los intereses económicos y mantener viva la llama de la ilusión en Europa. “Lo bien que dormía yo cuando jugábamos la Intertoto”, recuerda (irónicamente) alguno que otro cuando se infartan en la ribera del Manzanares los corazones…

Excluyendo a los porteros y a los miembros del filial, hasta tres futbolistas de la plantilla – Koke, Griezmann y Filipe Luis – superan la barrera de los 4.000 minutos disputados en esta temporada mientras que otros tres – Savic, Godín y Gabi – rozan esta elevada cifra. Koke, con 4.435 minutos, y Griezmann, con 4.294 minutos, son los dos futbolistas que más utiliza el ‘Cholo’. El vallecano, participante en 51 de los 55 encuentros del Atlético en este curso y fijo en la Selección española de Lopetegui, ha jugado el 89’6% del volumen total de minutos en los que ha competido el conjunto rojiblanco, una cifra que sigue bien de cerca el ‘7’ colchonero (el 86’7%). Competir de miércoles a domingo no es nada sencillo. El Atleti de Simeone va con la lengua fuera…

- Publicidad -

Como en años más recientes, es la escuadra pretoriana de Simeone la que suma un partido sí y otro también a sus estadísticas personales. Considerada una de las plantillas más completas de la historia por los fichajes acometidos en verano, los ‘nuevos’ no han aportado lo esperado. Solamente Gameiro, considerado el ‘9’ del equipo y al que las lesiones le están impidiendo tener un impacto similar al que ofreció en el Pizjuán, supera la horquilla de los 2.000 minutos jugados, ni siquiera cerca del 50% del volumen total de minutos. Esa cifra, dicho sea todo de paso, se sitúa por encima del registro del argentino Nico Gaitán (1.666 minutos) o el croata Sime Vrsaljko (1.797 minutos). A esta adaptación hay que sumar los inconvenientes y dolores de cabeza que provocan las 37 lesiones sufridas a lo largo del año, algunas de ellas graves como las de Augusto, Tiago y Oblak, mermando seriamente la composición del plantel.

La planificación de la temporada – y pretemporada con viaje a Australia incluido — y la composición de la plantilla hace que el Atleti llegue muy justo al tramo final. Ya sea por factores propios (la toma de decisión en fichajes) o por factores ajenos (las lesiones, un inconveniente incontrolable), Simeone está obligado a competir miércoles y domingo con casi las mismas caras. Son hasta 9 jugadores los que rebasan la cifra de los 3.000 minutos, un registro superior al que tiene su próximo competidor, el Real Madrid.

Por contra, ningún futbolista merengue ha alcanzado los 4.000 minutos, algo que sorprende ya que el cuadro blanco ha disputado dos competiciones más (el Mundialito de Clubes y la Supercopa de Europa) que el Atlético de Madrid. El amplio fondo de armario con el que cuenta la entidad de Chamartín ha resultado clave en la dosificada gestión de minutos de Zinedine Zidane, siendo Kroos (3.720), Cristiano (3.682) y Sergio Ramos (3.538) los futbolistas que más han participado. Otros, como por ejemplo Isco, Marco Asensio o James Rodríguez, poco utilizados durante el año y en segundo plano siempre que la ‘BBC’ está disponible, están ganando una mayor presencia en los últimos onces dada la frescura con la que llegan al desenlace de la temporada.

Hasta siete futbolistas del Atlético han jugado más minutos que el jugador con más ritmo del Real Madrid

«Estamos todos bien físicamente y a esta altura de la temporada es muy importante porque nos jugamos todo. Son nueve meses de mucho trabajo y hay momentos en los que llegas al final de temporada muerto. Pero nosotros estamos bien físicamente, todos«, admitía con orgullo Zidane sobre su gestión en la carga de minutos, sacando pecho tras dar descanso en Granada a futbolistas como Cristiano Ronaldo (desconvocado), Kroos, Marcelo o Luka Modric, entre otros, y luciendo fondo de armario con el denominado «Real Madrid B». Así las cosas, la segunda línea blanca ha facilitado que integrantes de la plantilla como Cristiano Ronaldo llegue fresco al último tramo, participando únicamente en uno de los últimos seis partidos ligueros del Real Madrid a domicilio para poder concentrarse en la Champions League y en encuentros vitales del campeonato doméstico.

 

 

 

 

 

 


Fotografías: Álvaro Moreno / Esto Es Atleti
Gráficos: Víctor Molina Pozo.

COMENTARIOS