Oblak y Griezmann conquistan San Mamés

NOTAS DEL PARTIDO. Tres puntos importantísimos para los de Simeone en una de las plazas más complicadas de la liga. Tras una primera media hora de tanteo e intercambio de golpes entre ambos contrincantes, los colchoneros fueron imponiéndose a los leones en el centro del campo y terminaron dominando las dos áreas. Oblak paró un penalti inventado por Estrada Fernández cuando agonizaba la primera mitad y mantuvo así a su equipo en el partido. En el segundo acto, las sensacionales actuaciones de Koke y Griezmann terminaron por desnivelar el marcador. Ni siquiera el postrero tanto de Raúl García llegó a poner en aprietos a un Atlético de Madrid que encadena dos victorias consecutivas y ya piensa en el partido del próximo sábado ante el Sevilla.

Oblak (8): Raúl García impidió a última hora que dejara su meta a cero por cuarta vez consecutiva, pero su actuación fue simplemente perfecta. Resolvió todo el peligro que le llegó sin conceder un sólo rechace y mantuvo al equipo en el partido parando un penalti a Aduriz en el minuto 41. COLOSAL.

Giménez (6): Como era de prever, tapó su banda sin muchas dificultades pero en faceta ofensiva apenas aportó nada. Las tuvo de todos los colores con Raúl García. TAPÓN.

Savic (6): Se impuso siempre en el juego aéreo y dio siempre sensación de seguridad, pero un despiste entre él y Gabi supuso el gol postrero de Raúl García. Jugó demasiado en largo sin conectar nunca un buen pase. ANTIAÉREO.

Godín (7): Anuló por completo a Aduriz y mantuvo la concentración durante los 90 minutos. Volvió a ser capitán y el líder de la defensa colchonera. LIDER.

- Publicidad -

 

Filipe Luis (6): Aportación mucho menos vistosa que en otras ocasiones. Estuvo correcto en defensa, aunque un error suyo dio origen al injusto penalti que pudo haber cambiado el rumbo del partido. Terminó lesionado. DISCRETO.

Thomas (7): Hizo casi todo bien con el balón en los pies, destacando sobre todo en la profundidad de sus pases. Esta vez no arriesgó la pelota en zonas indebidas y mejoró su posicionamiento en faceta defensiva. VERTICAL.

Gaitán (5): Mostró más ganas que de costumbre, pero sigue estando muy lejos de aquel futbolista del Benfica por el que se interesó el Atleti del Cholo. Pudo hacer el 0-1 pero su disparo se marchó al palo. GANAS.

Koke (8): Gran partido del canterano, sobre todo en la segunda mitad, donde tuvo más presencia ofensiva. Entendió a la perfección los movimientos de Griezmann y fruto de ello llegó el primer gol en el que el vallecano se la sirvió en bandeja a Correa para que la empujase a la red. ASISTENTE.

Saúl (6): Arrancó el partido en el medio centro, pero con la entrada de Gabi lo terminó en la derecha. Lo intentó en varias ocasiones desde media distancia, pero sin encontrar portería. CORRECTO.

Correa (6): Marcó el tanto que abría la lata y eso le sirvió para tener una nota mucho mejor de lo que nos dejó su actuación en líneas generales. Esta vez no fue el futbolista desequilibrante de otros partidos. EFECTIVO.

Griezmann (8): Gran actuación la suya. Jugando entre líneas fue un auténtico martirio para la defensa bilbaína. Fue decisivo en los dos goles rojiblancos y recuperó la capacidad de trabajo a la que nos tenía acostumbrados. DECISIVO.          

Carrasco (6). No se puede decir que fuese su mejor día, pero su entrada mejoró las prestaciones de Gaitán y terminó marcando tras una genialidad de Griezmann. CONCRETO.

Gabi (5). Entró en el minuto 72 por Correa para reforzar el centro del campo y lo consiguió, pero una indecisión en la marca con Savic supuso el tanto del Athletic.  SUFICIENTE.

Lucas. (6). En el minuto 79 tuvo que saltar al campo sin calentar sustituyendo al lesionado Filipe y nada más salir tuvo que emplearse a fondo en defensa resolviendo a la perfección en cada acción. CONCENTRADO.


Simeone (7): En los entrenamientos había probado con Gaitán en el once y con su alineación demostró que no iba de farol, pero el argentino no respondió en el campo a la nueva y generosa oportunidad. La inclusión de Giménez en defensa aportó solidez y terminó por desactivar a Muniain. El equipo fue de menos a más, dominó todas las parcelas del terreno de juego y nunca vio peligrar el resultado. A buen seguro le dolió como una puñalada el tanto postrero del Athletic fruto de un despiste defensivo. GENEROSO.

Fotografía: Club Atlético de Madrid (Twitter)

COMENTARIOS