El Estadio Olímpico de Bakú, una joya nacional

El Estadio Olímpico de Bakú, una joya nacional
Claudio Villa/Getty Images

CHAMPIONS LEAGUE. El partido de Champions entre el FK Qarabag y el Atlético de Madrid se disputará en el Estadio Olímpico de Bakú. Un recinto de gran capacidad, moderno y edificio emblemático de la capital azerí.

Inaugurado en 2015, el Estadio Olímpico de Bakú (en azerí: akı Olimpiya Stadionu) tiene una capacidad de 69.780 espectadores y es la sede habitual de la Selección de fútbol de Azerbaiyán. Cuenta con la máxima categoría de la UEFA (categoría 4) para organizar eventos como finales de competiciones europeas de clubes y selecciones. De hecho, compitió con el Wanda Metropolitano para albergar la final de la Champions League 18/19, que finalmente organizará el Atlético de Madrid. Por contra, la final de la Europa League de la misma temporada se disputará en el mencionado recinto de Bakú. El estadio albergó en 2015 los primeros Juegos Europeos y fue designado por la UEFA como una de las sedes para albergar la Eurocopa de 2020, que se disputará en varios países simultáneamente.

El Atlético, fruto del pasado acuerdo comercial que tenía con el país de Azerbaiyán (patrocinador del conjunto colchonero por dos temporadas desde la 12/13 a la 14/15) ya sabe lo que es jugar en Azerbaiyán pues lo hizo en un amistoso contra un combinado de estrellas del país azerí en una mini gira que duró dos días en abril de 2013. Los rojiblancos se impusieron por 0-3 con dos goles de Raúl García y uno de Óliver Torres. Como curiosidad, dicho partido se disputó en el feudo habitual del FK Qarabag, el Estadio Tofiq Bahramov sito también en Bakú. Por lo tanto, será la primera vez que el Atlético de Madrid juegue en el flamante Estadio Olímpico de Bakú, que entre otras cosas, se asemeja al Wanda Metropolitano por su espectacular cubierta que también puede iluminarse para crear un ambiente impactante.

El Qarabag disputó la fase previa de la Champions en su recinto habitual, pero al alcanzar la fase de grupos solicitó a la federación de su país jugar en el Estadio Olímpico de Bakú, con el doble de capacidad. Los aficionados rozaron el lleno en el encuentro frente a la Roma, por lo que se espera que mañana se registre una cifra similar de afluencia o incluso superior.

Fotografía: Claudio Villa/Getty Images

- Publicidad -

COMENTARIOS