Tres asistencias desde el banquillo

SUPERCOPA DE EUROPA. El banquillo funcionó a la perfección. Desde el banquillo entrarían tres jugadores que sirvieron el segundo, tercer y cuarto gol. Correa, Vitolo y Thomas saldrían en la segunda mitad. Tres asistencias para asegurar una victoria que acaba con la imposibilidad de batir al Madrid en Europa para los de Simeone.

El argentino, más ágil y canchero que nunca jugó un segundo tiempo magnífico. Le tocó pegarse con Ramos y con Varane y no se arrugó ni dio un pasó atrás, al contrario. Dio un paso al frente. En el 77 asistió a Costa para el empate tras un dribbling prodigioso en el área. Cuando los demás ni sueñan, Correa se imagina una jugada. Si tan sólo tuviera esta energía de manera más continuada. Inusualmente atrincherado en la fase defensiva se hinchó a robar balones e iniciar el ataque.

El último cambio antes del tiempo reglamentario fue Thomas que salió a un minuto del final y sin embargo se erigió en uno de sus máximos protagonistas. Simeone siempre insiste que no es una cuestión de número de minutos sino de saber aprovecharlos. Alabado los que crean porque de ellos será el reino de los cielos. Y Thomas tocó su techo futbolístico demostrando que puede jugar bien en varias posiciones como en punta donde robó un balón a un Varane sobreconfiado y le cedió el balón a Saúl para el gol de la final de espléndida volea.

El canario Vitolo Machín asistió en el gol definitivo que llevó la tranquilidad y el éxtasis a partes iguales a las filas colchoneras. Tras recibir de Costa vio que Koke tenía una posición para marcar y le asistió para que cerrara el vallecano el marcador. Además se entendió de maravilla con Lucas para tapar las incursiones de Lucas Vázquez al que anularon por completo entre ambos. Vitolo creció sin duda en esta final, su segundo título como rojiblanco en dos meses.

 

COMENTARIOS