Falcao, más Falcao que nunca

CHAMPIONS LEAGUE. El Atlético de Madrid se enfrentaba por primera vez a Radamel Falcao, el que fue su gran delantero en las temporadas 2011/2012 (Europa League) y la 2012/2013 (Supercopa de Europa y Copa del Rey). Falcao es y será un jugador querido por los rojiblancos. Se ganó una amarilla, asistió para un gol, se jugó la expulsión y demostró su clase y personalidad. Se volvió a oir el rugido del tigre.

Como no podía ser de otra manera, el colombiano estuvo en todas las salsas. El jedi cuando Diego Costa aún era un padawan, estaba amonestado en el minuto 10 por un codazo en un balón peleado por alto con fiereza. Se las tuvo con su ex-compañero Giménez, aprovechó la pifia colectiva de Saúl, Lucas y Correa para asistir al goleador Grandsir.

El tigre siguió enchufado todo el partido. Se jugó la segunda amarilla en alguna situación de juego brusco y también rozó la expulsión en un piscinazo evidente. El árbitro miró a otro lado y Falcao puso a prueba a Oblak y siguió buscando el gol siendo el más peligroso de los suyos. Cuando vuelva a Madrid por primera vez a la que fue su casa recibirá honores de leyenda, pues siempre habló bien de su ex equipo y el cariño es mutuo entre Radamel y la que fue su hinchada.

 

COMENTARIOS