Papelón del árbitro William Collum

Matthias Hangst/Bongarts/Getty Images

ARBITRAJE CHAMPIONS LEAGUE. El inglés William Collum que dirigió el amistoso entre Alemania y España del pasado mes de marzo tuvo un papel desastroso con tres errores de bulto repartidos por el partido. En dos de ellas perjudicó claramente al Atlético negándole un gol y tragándose una expulsión. La jugada previa al segundo gol no era córner, sino penalti sobre el francés. El británico no pitó correctamente ninguna de las acciones.

En el minuto uno, Giménez se zafó de su par y centró de cabeza para que Godín remachara a la red. El árbitro pitó una falta del uruguayo a Sidibé inexistente. Giménez no entendía nada pues su forcejeo no podía calificarse de falta en ningún caso. Sorprende que un árbitro inglés pitara eso.

Cuando sobrepasaba un minuto del 45 al final del primer tiempo, el Atlético fabricó la jugada previa al gol de Giménez. Bien, pues la jugada era de todo salvo córner. Correa cede a Griezmann de tacón y este intenta llegar, toca con la puntera y es trastabillado. El francés pide córner y Collum lo concede. Esa jugada era penalti o saque de puerta pero nunca córner.

En la segunda mitad, Falcao rozó la segunda amarilla en más de una ocasión, pero ninguna tan clara como cuando se tiró enfrente del árbitro dentro del área sin que ninguna pierna de ningún jugador estuviera ni cerca. El árbitro hizo ademán de pitar el piscinazo pero al ver que debía sacar una segunda amarilla, permite continuar el juego.

COMENTARIOS