Griezmann tira del carro

Griezmann celebra su gol de falta en Butarque | Foto: Ángel Gutiérrez - Atlético de Madrid.
Ángel Gutiérrez / Atlético de Madrid

ANTOINE GRIEZMANN. El mes de noviembre está resultando un bálsamo que suaviza el bajo impacto que ha tenido Antoine Griezmann en el primer trimestre del Atlético de Madrid. Sin la necesaria carga de trabajo de pretemporada después de ganar el Mundial con Francia, desaparecido en Tallín contra el Real Madrid y apagado en las primeras jornadas ligueras, el francés ha conseguido despertar del letargo en las últimas fechas, maquillando sus números con dos goles (Leganés y Borussia Dortmund) y una asistencia (Athletic Club) en los tres últimos compromisos, justo antes de recibir en el Metropolitano al Barcelona, equipo cuyo manifiesto, interesado y cicatero interés rechazó antes de la cita mundialista para jurar amor eterno al cuadro colchonero.

La alta ficha de su nuevo contrato, unos emolumentos que le distancian sideralmente de la parte noble del vestuario, el estatus que ha adquirido de jugador franquicia y la condición de tercer capitán, un brazalete que ya ha lucido en los partidos contra el Leganés y el Borussia Dortmund, propician que la exigencia sobre su rendimiento a lo largo de esta temporada respondan a la altura de su privilegiado vínculo contractual. Durante los meses de septiembre y de noviembre, ‘Grizzi’ marcó apenas tres goles en 953 minutos. Su promedio fue el de una diana cada 318 minutos de juego, un bagaje que no merecería ninguna invitación para reservar la mesa en la que cenan los elegidos.

Griezmann comienza a despertar del letargo firmando buenas cifras en noviembre: dos goles y una asistencia en los tres últimos partidos

Pese a todo, los números no son siempre todo lo importante para Diego Pablo Simeone, que se ha esforzado en destacar el trabajo para el equipo que ha realizado el ‘7’ durante su sequía goleadora. “Hemos hablado varias veces, en lo personal y en lo profesional, de cómo actúa para el grupo y el equipo. Está en un gran momento, hizo una temporada magnífica y ahora de menos a más empieza a aparecer. Lo necesita el grupo, está involucrado en un equipo en el que tiene compañeros que lo representan muy bien y ojalá siga en esta línea que nos hace bien a todos”, sostuvo el ‘Cholo’, que preserva la idea de que el rendimiento de Griezmann siempre es alto vea o no portería rival: “En muchos partidos que no ha marcado ha tenido buen rendimiento. Estos años se ha emparentado con el gol y cuando no le acompaña termina sufriendo, el equipo lo paga y la gente se enoja».

En la semana en la que desde varios foros se discute sobre quién debe de tirar del carro en un club o quién tiene que cargar con la mochila llena de piedras, el de Maçon no rehúye nunca su responsabilidad profesional para el equipo. Con Diego Costa en sus horas más bajas y con un Kalinic que busca aún su primer gol con la rojiblanca, además de las salidas de Kevin Gameiro y de Fernando Torres, el francés asume el peso del ataque de un equipo que en los últimos años ha quemado ‘nueves’ con la misma facilidad con la que Jesús Gil prescindía de entrenadores. Con seis goles y tres asistencias, ningún jugador del Atlético ha generado tantos goles esta temporada como él.

A vueltas con el que debe ser el ganador del Balón de Oro que se hará público el próximo lunes 3 de diciembre, en una campaña sin precedentes favorable para el madridista Luka Modric, Antoine Griezmann presume mientras tanto de firmar un brillante 2018 con el título de la Europa League, el segundo puesto en LaLiga, el Mundial de Rusia y unos datos apabullantes. Ha perforado las redes 28 veces y ha asistido a sus compañeros en 11 ocasiones durante los 46 partidos oficiales que ha disputado con el Atlético de Madrid a lo largo del año natural, generando un gol cada 93 minutos de juego.

- Publicidad -

Con casi una decena de encuentros más por competir hasta el inicio del año 2019, ‘Grizzi’ tiene la inmejorable oportunidad de registrar sus mejores números personales desde que abandonó la disciplina de la Real Sociedad en el verano de 2014. Su mejor cifra goleadora en el Atleti durante un año natural son las 29 dianas que hizo en los 52 partidos que jugó en 2015, tan solo una menos de los que lleva a día de hoy.

Y es que Griezmann es el encargado de tirar del carro en ataque, el responsable de echar horas extras para que la entidad madrileña compita partido a partido. Sus 28 dianas en 2018 están muy lejos de sus principales perseguidores. Como muestra, Diego Costa tan solo ha firmado 10 goles por los siete de Fernando Torres, Kevin Gameiro, Ángel Correa y Koke Resurrección. Hasta la fecha, los números del de Maçon arrojan que marca aproximadamente uno de cada tres goles del Atlético de Madrid este año.

«Ha elegido quedarse. Ha arrancado de menos a más. Está donde tiene que estar y estas son las consecuencias para él y para el club, está atravesando uno de los mejores momentos de su carrera”, señala Simeone sobre el momento de forma que vive el ‘7’, que este sábado espera prolongar su relevancia en el equipo con un gol contra un rival al que no ha conseguido marcar ni contribuir con una asistencia de gol en ninguno de los ocho duelos ligueros que ha tenido.

Fotografía: Ángel Gutiérrez / Atlético de Madrid

COMENTARIOS